En mayo de 2017 la revista The Economist, afirmó que los datos personales son el “recurso más valioso del mundo” ya que afecta a cómo las empresas se comunican con sus clientes y a su volumen de negocio.
 
La situación actual de tratamiento de datos por parte de grandes y pequeñas empresas, especialmente dentro de entornos on-line, ha provocado que la Unión Europea se vea en la necesidad de renovar la antigua Directiva de Protección de datos de 1995 para sustituirla por la nueva GDPR (en español RGPD o Reglamento General de Protección de Datos) que entrará en vigor el próximo 25 de mayo en todos los países de la Unión Europea.
 
Una nueva legislación que, según una encuesta realizada por Hubspot, ha sido recibida con agrado por el 81% de los consumidores que en la actualidad se siente abrumados por la cantidad de comunicaciones de empresas y que no desea ser contactado sin autorización.
 

¿Qué implica la nueva ley?

La diferencia fundamental con la legislación anterior es que incluye varias disposiciones para reforzar los derechos de los interesados y agrega sanciones más severas por las infracciones que cometan las empresas. Sanciones que, en el peor de los casos, pueden llegar a los 20 millones de Euros o al 4% de su ingreso anual global (la cifra que sea mayor).
 
Puntos fundamentales de la GDPR:


Consentimiento

El consentimiento debe ser “claro y explícito”. Es decir, el cliente debe saber exactamente para qué está otorgando su consentimiento y debe ser informado previamente de su derecho a retirar dicho consentimiento.

Obtener el consentimiento requiere una indicación positiva de acuerdo y no puede ser inferido. Pongamos un ejemplo, se dejarán de utilizar casillas marcadas de manera predeterminada en los formularios web.
 

Derecho al olvido y portabilidad

Estos dos nuevos derechos harán que sea más fácil para los usuarios solicitar que cualquier información almacenada sea eliminada o que la información recopilada sea compartida con ellos.  
 

Solicitud de acceso

El GDPR mejora el derecho de acceso a los datos. El plazo para procesar una solicitud de acceso se reducirá significativamente en comparación con el período actual de 40 días.
 

¿Cómo están afrontando los profesionales del marketing la GDPR?

Según la encuesta publicada por HubSpot, el 33% de los profesionales de marketing y líderes de empresa esperan que sus tasas de conversión y oportunidades de venta disminuyan.

 La mitad creen que sus listas de correo electrónico se reducirán como resultado de que los consumidores se den de baja de las comunicaciones de las empresas.
 
Es muy posible que, a partir de su entrada en vigor, algunas técnicas de marketing como las listas de contacto compradas o la prospección en frío vayan desapareciendo y que las listas de suscripciones de e-mail adelgacen de manera significativa.
 
Ante este escenario, la captación de leads siguiendo la metodología Inbound cobrará mayor relevancia puesto que es el usuario el que decide de manera proactiva acercarse a la empresa para solicitar información, productos o servicios.
 

¿Cómo afecta a mi web la GDPR?

Los diversos puntos de la GDPR afectarán de manera global a la manera en la que las empresas interactúan con sus clientes. Siendo la web la parte central de muchas estrategias de marketing es fundamental que hagamos una adaptación a la nueva legislación y a la nueva manera de comunicarnos con nuestros clientes.
 
Es por ello que debemos establecer  mecanismos para que el usuario dé su consentimiento sobre todo aquello que va a recibir.    
   
Por ejemplo, si nuestra empresa solicita a través de un formulario los datos para descargarnos una prueba gratuita o al realizar un proceso de compra de un producto deberemos establecer un check específico para ello.    
 
Si además queremos enviarle noticias e información sobre otros productos o servicios deberemos volver a  solicitar su consentimiento. Los textos deben ser de fácil comprensión e incluir un enlace a la política de privacidad.
 
Como medida adicional muchas empresas ha optado por el método del doble consentimiento o double-opt-in, que consiste en que cada usuario tiene que declarar su conformidad a recibir newsletters, noticias o acceso a demos haciendo clic en un enlace enviado a su correo electrónico.
 
Aunque en principio no se ha establecido como obligatorio, la funcionalidad de doble confirmación  es una medida de protección adicional para demostrar que se ha  obtenido el consentimiento requerido.
 
Debemos además garantiza los derechos de cancelación y crear un mecanismo para que los suscriptores puedan darse de baja con facilidad.
 
Tan importante como cumplir los requisitos técnicos será adaptarse a una nueva manera de relacionarse con los clientes basada en atender sus intereses, generar confianza y actuar de manera transparente en todas las fases del buyer journey.
 
Por ello, debemos acompañarlo en su decisión de compra generando una relación de confianza mutua y satisfacción  con nuestros productos o servicios.   
 
ENLACES DE INTERÉS:
 
A través de estos enlaces podrás encontrar más información útil sobre la nueva ley GDPR.  Recuerda buscar consejo legal si tienes dudas sobre su correcta aplicación.
 
 

¿QUIERES QUE TE AYUDEMOS CON TU ESTRATEGIA DE INBOUND MARKETING? SOLICITA UNA AUDITORÍA GRATUITA Y ANALIZAREMOS TU WEB

SOLICITAR AUDITORIA WEB GRATUITA

20 March, 2018   Rumpelstinski   Publicado en: Blog, "GRPD", "GDPR"