Una buena estrategia de marketing digital se basa en dos pilares fundamentales: generar tráfico hacia nuestro sitio web y convertir a los visitantes en clientes.

Sencillo, ¿verdad? El plan se complica cuando tenemos en cuenta que el tiempo medio para captar la atención del visitante se reduce a 5 segundos en los que decidirá si seguir navegando en nuestra web o dirigirse a un nuevo destino.

Por esto, uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es retener y convertir el valioso tráfico que hemos conseguido. Es decir, asegurarnos una buena tasa de conversión.

¿QUÉ ES LA TASA DE CONVERSIÓN?

La tasa de conversión o CR, (Conversion Rate por sus siglas en inglés), es el porcentaje de usuarios que realizan una acción específica en nuestra web. Por ejemplo: realizar una compra, ejecutar una descarga, registrarse para recibir información o hacer una reserva.
La tasa de conversión se calcula dividiendo el número de leads conseguidos entre los usuarios únicos que visitan la web.

Nuestro objetivo principal es optimizar la tasa de conversión (CRO, Conversion Rate Optimization) para que el mayor número de visitantes posible realice acciones en nuestra web.

Esto implica evaluar nuestra situación actual y establecer los cambios y mejoras que nos llevarán a esa optimización.

CÓMO MEJORAR LA TASA DE CONVERSIÓN

Mejorar la tasa de conversión es un proceso complejo y constante en el que debemos estar realmente implicados.
Estas son algunas ideas para aumentar la conversión de nuestra  web.

1. MEJORAR EL DISEÑO

Cómo hemos aclarado antes, contamos con un tiempo limitado para convencer a nuestro visitante.  El diseño debe ser claro e intuitivo para guiar al usuario hacia sus objetivos.

No se trata sólo de que nuestra web sea fácil y cómoda de usar (usabilidad) sino de conseguir una gran experiencia de usuario y deleitar a nuestro potencial cliente.

2. ANALIZAR LA VELOCIDAD

La velocidad de carga es clave en conseguir una buena conversión en nuestro sitio web.
 
Si nuestra web es lenta es muy probable que un potencial cliente se impaciente y decida abandonar nuestra página.
 
Existen diversas herramientas que nos permiten analizar la velocidad de carga de una web. Te recomendamos algunas:
PageSpeed Insights:  proporcionan datos sobre el rendimiento real de las páginas en dispositivos móviles y ordenadores.
GTMetrix: Proporciona información sobre cómo carga el sitio y da recomendaciones para optimizarlo.
Google Analytics: para usuarios de google Analytics.

 Algunos trucos como elegir un buen servidor, comprimir nuestra web, optimizar las imágenes y evitar los enlaces rotos pueden suponer una mejora significativa.
 

3. ¿ES WEB RESPONSIVE?

Según un estudio realizado por HubSpot, una de cada tres personas usa su teléfono móvil como principal acceso a Internet. Esta es una tendencia en alza que condiciona enormemente nuestra interacción con los usuarios.

Actualmente, las búsquedas en Google desde el teléfono móvil superan ya el 50% del total. Esto implica que si nuestra web no está adaptada para dispositivos móviles no podremos alcanzar un buen puesto en las búsquedas de Google.

Además de adaptar imágenes y texto a los tamaños de los distintos dispositivos es importante comprobar que podemos realizar cualquier acción que desde el móvil; desde rellenar formularios a seleccionar los asientos para un espectáculo.

Si el usuario intenta realizar la acción y el diseño no se adapta a sus necesidades abandonará la compra.
 

4. CREAR UN GRAN PLAN DE CONTENIDOS

 El contenido es fundamental en el proceso de compra. No sólo ayuda a generar tráfico hacia un sitio web sino que es una gran herramienta para guiar a nuestro cliente proporcionándole información de utilidad y educándolo en los beneficios de nuestros productos y servicios.

Por esto debemos crear un plan de contenidos enfocado a ayudar al cliente a resolver sus problemas y necesidades.
 
El contenido puede venir en formato muy variado: blogs, vídeos, posts para redes sociales, infografías… Debemos elegir el que mejor se adapte a las necesidades de nuestro público en cada fase del proceso.
 

5. DISEÑAR LANDING PAGES QUE CONVIERTEN

 El diseño de una landing page  es una parte muy importante de nuestra estrategia de marketing on-line.
 
Una landing page está específicamente diseñada para convertir visitantes a través de un CTA (Call to Action, o llamada a la acción).
 
A través de nuestra landing podemos solicitar al visitante que realice alguna acción, como por ejemplo, la suscripción a un newsletter, la inscripción en un webinar, iniciar un periodo de prueba de un producto o servicio, etc.
 
Cada landing debe tener un objetivo claro y guiar al visitante con naturalidad hacia la realización de la acción deseada.
 
Una vez completada la acción, una Thank You page o página de agradecimiento ayudará a completar el proceso guiando de nuevo al cliente hacia el menú principal o utilizándola para realizar  venta cruzada, ofreciéndoles nuevos productos o servicios que puedan ser de su interés y comenzando así un nuevo proceso de conversión.
 
¿Quieres que te ayudemos a optimizar tu web? Solicita una auditoria web gratuita. 
 
 SOLICITAR AUDITORIA WEB GRATUITA

 

6 March, 2018   Rumpelstinski   Publicado en: inbound, leads, Blog, optimizar, web