Según un artículo publicado recientemente en El Economista, sólo en España, el porcentaje de consumidores on-line ha aumentado del 20%, registrado en 2010, al 81% de 2017. De estos, más del 70% son compradores digitales habituales.

Con estos datos en constante ascenso, no es de extrañar que las estrategias de marketing digital de las empresas cada vez tengan más peso en los presupuestos y objetivos de los departamentos de marketing.

Sin embargo, estos datos también tienen una “Cara B”. En la actualidad, existen más de dos billones de webs activas en el mundo y el número sigue creciendo. Nos encontramos ante una enorme oferta que dificulta la posibilidad conectar con aquellas personas que están potencialmente interesadas en nuestros productos o servicios.

Cómo adaptarnos a un entorno cambiante

Además de conseguir un buen volumen de visitas a la web,  a través de diversas técnicas entre las que destacan un buen posicionamiento SEO, el uso de redes sociales o el e-mail marketing, debemos conseguir una Tasa de Conversión (Conversion Rate) en línea con nuestros objetivos de ventas.
En general, se considera que en el mercado español una buena Tasa de Conversión se encuentra entre el 1 y el 3% de las visitas a la web.

Sin embargo, en ocasiones los resultados no se corresponden con los objetivos marcados, suponiendo una enorme presión para el equipo de marketing.

Los motivos por los que los resultados de conversión de una web pueden no ser los esperados son muy variados y exigen medidas de rectificación y nuevos planes de acción.

Algunos de los problemas a los que podemos enfrentarnos son:

1-La web NO responde a las expectativas de nuestro buyer persona

El buyer persona es una representación ficcional de nuestro cliente potencial. Cuanto mejor conozcamos a nuestro buyer persona mejor podremos adaptarnos a sus gustos y necesidades y educarlos en los servicios y productos que le pueden interesar.

Nuestro cliente potencial accede a nuestra página web para resolver un problema o satisfacer una necesidad.  Si no encuentra la información que necesita abandonará la página sin realizar ninguna acción, bien sea una compra, descargar una demo de un producto o inscribirse para recibir nuestro newsletter.

NUESTRO CONSEJO:

redefine a tus buyer personas, segméntalos adecuadamente y centra los esfuerzos de marketing hacia aquellos individuos que estarían interesados en la compra de tus productos o servicios.

No se trata de atraer a cualquier visitante sino de ser capaces de conectar con las personas que están realmente interesadas en nuestra empresa y sus productos.

Atraer a los visitantes correctos y adaptarte a sus necesidades repercutirá positivamente en tu capacidad para convertirlos en consumidores de tus bienes o servicios.

2-La experiencia de usuario NO es satisfactoria

Una de las frases más conocidas de Jeff Bezos, Fundador de Amazon es  “Si construyes una gran experiencia, los clientes lo recomendarán a otros. El boca a boca es muy poderoso”.

Para una empresa es fundamental que navegar por su web sea una gran experiencia y que los clientes puedan conseguir sus objetivos de manera rápida y sencilla. Esto no solo influye en las tasas de conversión sino que potencia que los clientes se conviertan en embajadores de la marca.

En la experiencia de usuario influyen tanto aspectos técnicos, como la velocidad de carga de una web y la estructura de navegación, como otros relacionados con los sentimientos tales como el diseño, la usabilidad o los contenidos.

NUESTRO CONSEJO:

Analiza de manera integral las funcionalidades de tu web y establece un plan de acción. Crea contenidos y diseños enfocados a satisfacer las necesidades de los clientes y consigue una gran experiencia de usuario.
Asegúrate de que tus landing pages y tus CTA (Call to Action o llamadas a la acción) están bien diseñadas y responden a un objetivo claro.
 

3-NO deleitamos a nuestros clientes

Una buena experiencia de usuario no termina en nuestra web. Una vez hemos conseguido un cliente debemos mantenerlo e intentar convertirlo en embajador de la marca. En esta tarea son fundamentales nuestros medios sociales y nuestra estrategia de e-mail marketing.
Las redes sociales deben aportar contenidos originales y de calidad y a través de la interacción y la escucha activa adaptarse a los gustos y necesidades de los clientes.

Por otro lado, el e-mail marketing  es una herramienta poderosa que genera un 45% de los leads que reciben las marcas. 

 NUESTRO CONSEJO:

Analiza tus estrategias de redes sociales y e-mail marketing para conseguir atraer el mejor público de calidad a tu página web y, a través de una gran experiencia de usuario, convertirlos en embajadores de tu marca.

 ¿Por dónde empezamos?

¿Qué te parece realizar una sencilla evaluación de tu web? Utiliza nuestros check list para una web perfecta y comprueba el estado de tu web.

 

DESCARGA NUESTRO CHECK LIST PARA UNA WEB PERFECTA

 

12 April, 2018   Rumpelstinski   Publicado en: inbound, optimizar, web