El Inbound Marketing es una metodología que año a año gana adeptos frente al marketing tradicional. ¿El motivo? Es una metodología no intrusiva que atrae a los clientes hacia nuestros productos y servicios a través de la generación y difusión de contenidos de su interés.

Y no sólo eso, también está enfocada a convertir a esos clientes, en embajadores de nuestra marca y promotores de nuestra empresa aumentando su ciclo de vida y generando una relación de confianza con ellos y aumentando nuestra credibilidad.

En este artículo vamos a revisar qué es el Inbound, cuáles son sus etapas y cómo puedes implementarlo en tu empresa.

Qué es el Inbound Marketing

El concepto de Inbound Marketing fue creado en 2005 por los fundadores de la empresa Hubspot y a partir de entonces su aplicación no ha parado de crecer.

Se basa principalmente en centrarnos en los problemas y necesidades de nuestros clientes y no tanto en las características de nuestros productos y servicios.

Esta metodología atrae a los clientes potenciales a través de contenidos que les resulten útiles y relevantes, que ayudan a resolver sus problemas. La generación de contenidos es por tanto uno de los pilares fundamentales del Inbound y una de las tareas más importantes a las que deben dedicarse las empresas que quieran aplicarlo.

Tus clientes potenciales serán capaces de encontrar por si mismos el contenido al que debes dar difusión a través de redes sociales, email, blogs y utilizando técnicas SEO para maximizar el potencial de los motores de búsqueda.

Inbound Marketing vs Marketing Tradicional

La diferencia fundamental entre ambas técnicas es que el Inbound Marketing no necesita esforzarse por llamar la atención de sus clientes ideales sino que despierta su interés creando contenido enfocado a abordar sus necesidades y solucionar sus problemas.
Pasamos de hablar del “Yo” a hablar de “Él”.

Otra de las grandes diferencias es la relación existente entre departamento de marketing y ventas. Mientras que en el marketing tradicional hay cierta desconexión y recelos entre ellos en inbound Mk ambos departamentos trabajan de forma coordinada con objetivos comunes. 

El Inbound Marketing genera leads y prospectos cualificados que desarrollan una relación de credibilidad y confianza con la empresa.

Esta metodología resulta particularmente interesante en un momento en el que la saturación provocada por el intrusismo del marketing tradicional, especialmente con el uso de las técnicas más agresivas (como las llamadas en frío o los emails masivos) ha generado una reacción adversa en muchos consumidores que se sienten acosados y manipulados por las compañías.

Además, muchas técnicas del marketing tradicional han quedado expuestas a partir de la entrada en vigor de la nueva ley europea de protección de datos (GDPR) con la que el consumidor tiene la última palabra para decidir qué tipo de contenido quiere recibir y con qué compañías quiere mantener una relación.

El Inbound marketing está adaptado a las nuevas tendencias de consumo y a los entornos digitales por eso utiliza como herramientas fundamentales las páginas web, blog, redes sociales, el email marketing y las técnicas SEO.

Etapas del Inbound

La metodología del inbound marketing distingue 4 fases en el proceso de compra: atraer, convertir, cerrar y deleitar.

metodologiainbound

Atraer

En esta fase nos vamos a centrar en conseguir atraer tráfico cualificado a nuestra página web ¿Qué significa esto? No se trata de conseguir que un gran número de usuarios visite nuestros contenidos sino de generar el interés de aquellas personas que tienen más posibilidades de convertirse en oportunidades de venta y, finalmente, en clientes de nuestra marca.

Para ello necesitaremos definir a nuestro cliente ideal o buyer persona y generar contenido teniendo en cuenta sus problemas y necesidades y adaptarlo a cada etapa del proceso de compra.

Convertir

Una vez hayas atraído a tus potenciales clientes a tu página web debes convertirlos en leads y oportunidades de venta. Esto lo puedes hacer a través del marketing de contenidos ofreciéndoles contenido gratuito y de calidad que les ayude en su decisión de compra. Algunos ejemplos de estos contenidos son ebooks, vídeos, podcasts, guías de expertos, etc.

Tus nuevos contactos o “leads” te llegarán a través de formularios alojados en tu página web y debes convertirlos en oportunidades de venta a través de un diálogo fluido que puede incluir mensajes, reuniones o conversaciones telefónicas.
Un CRM gratuito como el que ofrece HubSpot te resultará muy útil en esta tarea.

Cerrar

Una vez tus posibles clientes han llegado a esta etapa debes centrarte en cerrar la venta. Recuerda que para poder hacerlo tu posible cliente debe estar en el momento adecuado para ello. Cualificar tus leads, situándolos en la parte correcta del embudo de ventas te ayudará a maximizar tu eficacia.

Deleitar

Cómo hemos comentado antes el objetivo del Inbound Marketing no es solo generar clientes sino establecer una relación duradera con ellos y que se conviertan en embajadores de nuestra marca. Para ello, nuestro objetivo final es deleitar a nuestro cliente consiguiendo que se sienta identificado con la marca y que no dude en recomendarnos o interactuar con nuestra marca a través de diversos soportes como nuestra página o las redes sociales.

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE INBUND MARKETING? ¡DESGÁRGATE el informe de hubspot "ESTADO DE INBOUND 2018"!

 DESCARGAR MI INFORME

28 June, 2018   Rumpelstinski   Publicado en: Blog, inbound marketing