Una de las cosas más importantes que debemos abordar, antes de comenzar el proceso de creación de un video, es determinar el tipo de vídeo más apropiado para nuestros objetivos.

¿Queremos  mostrar un producto?, ¿contar nuestra filosofía?, ¿realizar una entrevista?….para cada una de estos objetivos elegiremos un tipo de vídeo diferente.

 En este post te explicamos los tipos de formato más comunes y para qué utilizarlos. Tú decides cuál o cuáles son los que vas a utilizar para acercarte a tus clientes y prospectos en tu estrategia de marketing de contenidos.

Vídeos Demostrativos (demos)

Los videos demostrativos o demos cada día se utilizan más. Son vídeos sencillos que muestran cómo funciona un producto. Puede consistir en mostrar a los usuarios el funcionamiento de un software o un producto físico. Un buen ejemplo son los videos “unboxing” donde se desembala un producto y se pone a funcionar.

Vídeos de Marca

Estos videos se suelen crear como parte de una campaña publicitaria mayor, y muestran la visión, misión o productos y servicios de una empresa. El objetivo de los vídeos es generar reconocimiento de marca, reforzar la imagen de empresa y atraer a la audiencia.

Videos de eventos

Si tu empresa está participando en una conferencia, mesa redonda o evento, es el momento de producir un video con los momentos más importantes. También puedes realizar  entrevistas interesantes tras la conferencia o reunión.

Entrevistas con expertos

Hacer entrevistas con expertos, bien sean internos o líderes de opinión de tu sector es una gran manera de aumentar la confianza de tu audiencia. Localiza a las personas más influyentes  de tu sector (influencers), tanto si comparten tu punto de vista como si no, y traslada esa discusión a tu audiencia.

Vídeos explicativos

Este tipo de video se usa para ayudar a tu audiencia a entender por qué necesitan tu producto o servicio. Muchos videos explicativos se centran en un viaje ficticio del buyer persona que está tratando de resolver un problema a través de un esquema clásico de inicio, nudo y desenlace. Esta persona supera el problema adoptando o comprando la solución de la empresa.

Videos animados

Los videos animados pueden ser un gran formato para conceptos que necesitan fuertes efectos visuales o explicar un servicio o producto abstracto.  

Casos de éxito y testimonios de clientes

Tus prospectos quieren saber que tu producto solucionará sus problemas específicos. Una de las mejores maneras de probarlo es a través de la prescripción, creando vídeos de casos de éxito que muestren a tus clientes leales y satisfechos. Estos serán tus mejores embajadores. Sitúalos ante la cámara describiendo sus retos y cómo tu empresa ayudó a su superación.

Vídeos en directo

Los vídeos en directo pueden mostrar a tu equipo en acción de una manera realista. Este tipo de formato tiene niveles de “engagement” muy altos. Entran en esta categoría las entrevistas en directo, presentaciones  y eventos. Puedes animar a los espectadores a hacer comentarios y preguntas para enriquecer el resultado. Un ejemplo clásico son los webinars. Este formato admite preguntas y respuestas de la audiencia y además puede ser grabado para su posterior uso como recurso o vídeo educativo.

Vídeos educativos o how to

Este formato responde al esquema de “How to” o “Cómo hacer” y nos muestran cómo sacar el máximo partido a un producto o servicio o cómo realizar una acción. Un ejemplo claro serían los vídeos de bricolaje que realiza la empresa Leroy Merlín para explicar a sus clientes cómo realizar pequeñas reformas en el hogar.

Los vídeos 360° y la realidad virtual (RV)

Los vídeos de 360° y vídeos de realidad virtual permiten a los espectadores ver el contenido desde todos los ángulos, como si estuvierais físicamente en el lugar que se muestra.
Son útiles en sectores tan diversos como el turístico, el sanitario o el inmobiliario. Para visionarlos necesitarás unas gafas de realidad virtual. Existen versiones económicas de estas gafas fabricadas en cartón que pueden encargarse personalizadas con la identidad corporativa de tu empresa.

Videos de Realidad Aumentada (RA)

Conocemos la realidad aumentada gracias a juegos  como “Pokemon Go”. En realidad, en este estilo de vídeo se añade una capa digital a lo que actualmente estás viendo en el mundo real. Por ejemplo,  la app IKEA Place ayuda a decidir a los consumidores sobre qué muebles quedarán mejor en su casa colocándolos virtualmente en el espacio elegido a través del teléfono móvil.

Mensajes personalizados

El vídeo puede ser usado como una manera creativa de continuar una conversación o responder a alguien vía email o texto. Puedes usar herramientas como Loom para grabarte a ti mismo  recapitulando una reunión importante o dando recomendaciones personalizadas. También puedes utilizar un sistema de automatización para crear vídeos personalizados para tus clientes utilizando una misma plantilla.
Estos vídeos crean momentos únicos para tus prospectos y pueden ayudarlos a ir un paso más allá en el proceso de compra.

AHORA QUE YA CONOCES LOS TIPOS DE VÍDEOS MÁS COMUNES, DESCÁRGATE NUESTRA INFOGRAFÍA, "20 IDEAS DE VÍDEO MARKETING  PARA TODOS LOS NIVELES" Y EMPIEZA A CREAR VÍDEOS INCREIBLES.

 

IDEAS PARA MIS VIDEOS

 

 



25 October, 2018   Rumpelstinski   Publicado en: video, marketing